Recursos coronavirus

Introducción de telesalud en su práctica privada

En los últimos años, la telesalud ha pasado de ser un concepto novedoso a una opción preferida para muchos pacientes . Pero todavía rondaba los márgenes de la sociedad. La separación física entre el cuidador y el paciente parecía ser un salto demasiado grande para una generación que celebró la importancia de la «actitud de cabecera».

¿Podrían los médicos realizar diagnósticos precisos basándose únicamente en una llamada telefónica o un chat de video? ¿Sería segura la transmisión de la visita de telesalud? ¿Y la telesalud nos acercaría más al extraño futuro imaginado en películas como Minority Report ?

La telesalud despega

Parece que las respuestas a estas preguntas son sí, no y probablemente no. El año 2020 ha sido testigo de un cambio significativo en la visión del público sobre la telesalud. Como resultado, la tecnología se ha generalizado.

“La adopción de la telemedicina se transformó en un hiperimpulso durante el mes pasado, con interacciones de atención médica virtual en ritmo de llegar a los mil millones para fin de año, según analistas de Forrester Research”, explica un informe de telesalud de CNBC . «Eso representaría una expansión masiva del uso de la telemedicina antes de la pandemia del coronavirus».

Una de las razones clave por las que las prácticas privadas se han involucrado más con la telesalud es que ahora es más lucrativo. La telesalud no solo es una de las formas más puras de distanciamiento social durante una pandemia, sino que ahora se reembolsa a través de Medicaid y Medicare al mismo precio que una visita al consultorio. Agregue a la ecuación la relajación de las regulaciones para factores como recetas, negligencia y dispositivos móviles, y es difícil justificar el no usar la tecnología.

Más allá de los beneficios para la salud y la gran compensación, la telesalud ofrece una amplia gama de beneficios a las prácticas privadas:

  1. Genera ingresos : su consultorio puede reducir simultáneamente los costos generales y el número de no presentaciones al incorporar telesalud. Podrá atraer pacientes que prefieren la tecnología a las visitas al consultorio y agregar horas de disponibilidad que no serían posibles en el consultorio.
  2. Mejora el monitoreo remoto: verá una mejor participación del paciente a medida que se conecta con ellos en sus hogares y diseña planes de tratamiento. Mejor aún, las métricas cruciales de esos pacientes se transfieren a usted más rápidamente.
  3. Mejora la flexibilidad: cuando se libera de los límites de un horario de oficina tradicional, su equilibrio entre el trabajo y la vida se ve reforzado por la telesalud. Puede ver a los pacientes cuando lo desee y desde la mayoría de los lugares donde se encuentre.
  4. Llega a pacientes desfavorecidos: cuando la telesalud elimine los límites, podrá llegar a pacientes rurales y de bajos ingresos que hubieran tenido dificultades para llegar a su consultorio para una cita.
  5. Fomenta la lealtad: los pacientes de todo el país tienden a otorgar altas calificaciones a la telesalud. Si está buscando formas de mejorar la satisfacción del cliente , comience por mitigar los puntos débiles comunes, como los largos períodos en la sala de espera y el personal de escritorio que no ayuda.

Subirse a bordo de la telesalud

Si aún no ha incorporado las ofertas de telesalud en su práctica, no hay mejor momento que el presente. Comience investigando las regulaciones de su estado para asegurarse de que pueda avanzar con confianza. Después de confirmar estos detalles, estará listo para tomar los pasos necesarios para comenzar a trabajar.

  1. Desarrolle un plan: ¿Cómo piensa utilizar su práctica la telesalud? Piense si desea que el servicio sea un componente clave de la atención que brinda o simplemente un complemento. Además, ¿permitirá la telesalud para consultas iniciales o solo para seguimientos?

A medida que responda a estas y otras preguntas relacionadas, redacte un plan que lo guiará a lo largo del proceso. Este plan puede requerir un poco de esfuerzo por adelantado, pero la claridad que brinda probablemente le ahorrará tiempo y recursos a largo plazo.

  1. Descubra el software: debe decidir por adelantado cómo se comunicará durante las consultas virtuales. Seleccione una tecnología que sea fácil de usar y relevante para sus pacientes.

También deberá ensamblar el equipo necesario para respaldar la tecnología elegida. No se preocupe, no necesitará una computadora de alta potencia equipada con complementos costosos. Solo obtenga una computadora de escritorio, computadora portátil, tableta o teléfono inteligente. Asegúrese de que se hayan realizado todas las actualizaciones para mejorar el rendimiento y la seguridad, y luego verifique que su conexión a Internet sea confiable.

  1. Controle la facturación: como se mencionó anteriormente, la telesalud ha experimentado cambios importantes en la facturación recientemente. Tómese el tiempo para investigar el proceso de facturación y las tarifas relevantes para que pueda hacer de este servicio una actividad gratificante para su práctica.
  1. Elija sus ubicaciones: si bien es cierto que técnicamente podría realizar una consulta desde casi cualquier lugar con una conexión a Internet, querrá designar ciertos lugares para trabajar.

Su prioridad debe ser encontrar una habitación u oficina que ofrezca total privacidad. Otras consideraciones para su ubicación incluyen posibles distracciones. Debe asegurarse de que no haya ruidos de fondo o desorden visible que puedan afectar negativamente la experiencia del paciente. La iluminación también es importante para que el paciente pueda ver claramente su rostro.

  1. Piense en su apariencia: vestirse bien es importante incluso si está consultando con pacientes desde su casa de playa o cabaña. Asegúrese de lucir profesional y preparado en todas las visitas de telesalud. No se pierda la concentración en el paciente, ya que el contacto visual es fundamental.
  2. Realice una prueba: antes de ver a su primer paciente virtual, pida a un amigo o familiar que realice una sesión de práctica rápida. Esta es su oportunidad de identificar posibles problemas con su configuración.

Cuando se sienta listo para incorporar pacientes a la mezcla, no abra las compuertas de una vez. Comience con un puñado de pacientes de confianza que perdonarán cualquier problema técnico que pueda surgir.

  1. Corra la voz: si un árbol cae en el bosque y no hay nadie cerca para escucharlo, ¿todavía emite algún sonido? Se podría hacer una pregunta similar sobre la telesalud. Si un consultorio ofrece consultas de telesalud y ningún paciente participa, ¿todavía suena?

No confíe únicamente en el boca a boca para llegar a los pacientes potenciales. Necesita promover su nueva oferta a través de todos sus canales de marketing estándar. Preste especial atención a sus redes sociales y otras plataformas de publicidad digital, ya que los usuarios con los que se conectará probablemente sean más propensos a utilizar la telesalud que alguien que lea sobre ello en su periódico diario.

Al introducir la telesalud en su práctica, preparará el escenario para el crecimiento futuro. Esta tecnología no va a ninguna parte. En cambio, continuará extendiéndose por todo el mundo. Y tu práctica estará ahí, montando la ola.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *